domingo, 22 de enero de 2017

UNA PREGUNTITA

¿Alguien me podría decir para qué sirven los fondos reservados?

Es que llevamos una semana que no se habla más que de ellos.
Y hay un real follón... ¡Qué bárbaro!
Por eso desearía que alguien me lo explicara.
Gracias anticipadas.

sábado, 21 de enero de 2017

GRACIAS POR VENIR, COMO DECÍA LINA MORGAN,

a los que con estos fríos habéis desafiado al tiempo para llegar hasta el blog y quedaros en él.
Sentaros al fuego, la leña arde
Ir sentándoos alrededor de la chimenea, 
acomodaros, aquí tenéis mantitas y café e  infusiones en la mesa

Mientras os voy a presentar a los nuevos amigos:
ANTONIA Mª del VALLE:
ROCÍO JINGHAY
JUAN ANTONIO TORRÓN  CASTRO
ELPO LITIKULO
AINOA RODRIGUEZ BRAVO: Escribe muy bien y es juevera, aquí os dejo su enlace, os encantará visitarla:  http://www.hiddenwords.es/ 
ÁNGEL GARCÍA
VIRGINIA F.
SILVIA SÁNCHEZ
SARA O. DURÁN: https://saboranisestrella.blogspot.com.es/
 una amiga asidua al blog que siempre deja unos interesantes comentarios. Ella se define como soñadora crónica y lo que escribe da fede ello.
ANA GENTO: Su enlace me lo ha proporcionado Ester, gracias saltibrincadora. Os lo copio y me voy a visitarla:
http://universodecometas.blogspot.com.es/
MIXIT
Siento no poderos dar más datos , pero no se dejan ver por aquí y con la nueva técnica que sigue Blogger de no mostrar los blogs de los seguidores, se hace difícil conocerlos a menos que ellos se muestren, bueno... sus fotos sí que las podéis ver en el lateral derecho del blog.
A ver si al calorcito del fuego y el chocolate con churros, vienen por aquí.
Churros hay para todos los gustos: grandes
y chicos
¡¡¡Bienvenidos!!! y ¡¡¡al ataqueeeeee!!!

viernes, 20 de enero de 2017

ME ENCONTRÉ CON CAMUS

mientras buscaba el tiempo perdido.
Y es verdad que me encontré con él, leyendo su obra póstuma cuyo manuscrito apareció entre los restos del accidente de coche en el que perdió la vida.
Precisamente el día anterior, Camus había comentado: "No conozco nada más idiota que morir  en un accidente de auto" sobre la supuesta, porque fue una equivocación, muerte de un ciclista.
Lo que es la vida!!!
En esta novela autobiográfica Camus es el hijo de "El primer hombre", que él pretendía que fuera su padre.


















 Pero al final, el primer hombre resulta ser el propio Camus, ya que de su padre no puede averiguar más de lo que ya se sabía referente a él: que era emigrante, que se casó con una mujer analfabeta y casi muda de Menorca, que tuvo dos hijos  y que murió en el frente durante la Primera Guerra Mundial. 
Me ha encantado leer este libro y a la vez me ha sorprendido, porque he descubierto a un autor completamente distinto al de "La Peste" o al de "El extranjero",
Es de una prosa fácil, amena, con sentido del humor y tierna.
He disfrutado con la descripción que hace de su afán por la lectura  y la defensa que hace de los mundos que a través de ella se pueden vivir, olvidándose de las penurias del suyo propio.
Me ha seducido de manera muy especial las palabras que dedica a su maestro, al que recuerda pasado el tiempo y va a visitar después de quince años. De hecho a él agradece sus estudios y su ayuda para sacarlo de la pobreza e incultura en la que subsistía su familia
De él dice:
 “Con el señor Bernard la clase era siempre interesante por la sencilla razón de que él amaba apasionadamente su trabajo …. El método del señor Bernard consistía en no aflojar en materia de conducta y por el contrario dar a su enseñanza un tono viviente y divertido. Siempre sabía sacar del armario, en el momento oportuno, los tesorros de la colección de minerales, el herbario, las mariposas y los insectos disecados, los mapas o …. que despertaban el interés languideciente de sus alumnos. Era el único de la escuela que había conseguido una linterna mágica y dos veces por mes hacía proyecciones sobre temas de historia natural o de geografía”.
      A los chicos pobres como el joven Camus “la escuela no solo les ofrecía una evasión de la vida de familia. En la clase del señor Bernard por lo menos, la escuela alimentaba en ellos un hambre más esencial todavía para el niño que para el hombre, que es el hambre de descubrir. En las otras clases les enseñaban sin duda muchas cosas, pero un poco como se ceba a un ganso. Les presentaban un alimento ya preparado rogándoles que tuvieran a bien tragarlo. En la clase del señor Bernard sentían por primera vez que existían y que eran objeto de la más alta consideración: se los juzgaba dignos de descubrir el mundo. Más aún, el maestro no se dedicaba solamente a enseñarles lo que le pagaban para que enseñara: los acogía con simplicidad en su vida personal, la vivía con ellos contándoles su infancia y la historia de otros niños que había conocido, les exponía sus propios puntos de vista, no sus ideas, pues siendo, por ejemplo, anticlerical como muchos  de sus colegas, nunca decía en clase una sola palabra contra la religión ni contra nada de lo que podía ser objeto de una elección o de una convicción, y en cambio condenaba con la mayor energía lo que no admitía discusión: el robo, la delación, la indelicadeza, la suciedad“.

Es tal el agradecimiento que siente por su maestro, que le escribe una carta tras recibir el Nóbel a la que el maestro le contesta muy afectuosamente. 
Ha sido un acierto terminar esta obra transcribiendo estas  cartas, además de las notas y las hojas sueltas que han hecho de esta obra póstuma una de las mejores de su autor.
La novela se llevó al cine en el 2011, no recuerdo ni haberla  visto anunciada, pero si tengo la oportunidad, no me gustaría perdérmela.
Un libro muy recomendable sobretodo en una época en la que la educación, la cultura y todos aquellos que la imparten están muy denostados por la sociedad.

jueves, 19 de enero de 2017

JUEVEANDO CON TUTORES O TUTORÍAS

Nos dirige San y el tema propuesto de tutores y tutorías, lo podéis leer aquí





Hola, soy una planta  de Bambú:
Os preguntaréis que hago Jueveando con esta pandilla de amigos que se reúne a escribir todos los jueves en Internet, os lo explico: 
Hoy el tema era "el tutor" y he pensado que esta era mi oportunidad
para aprovechar y soltar mi alegato contra el uso que hacen de mí  como tutor de otras plantas, porque sirvo para cosas más importantes, recordemos que soy un producto sostenible y lo mismo se me utiliza como elemento arquitectónico, como utensilio doméstico, alimento, decoración, fibra textil...
Estoy harta de que sólo se me considere como planta-objeto.
Fui creada para ser fuerte y poder resistir los envites de la Naturaleza y no me quejo, pero no estoy dispuesta a que siempre que hay que cuidar de un pequeño arbolito, se recurra a mí y que los  jardineros y los aficionados al oficio, se acerquen, navaja en mano, y amputen una de mis preciosas cañas, sin importarles el dolor que con eso me causan. 
No contentos con eso, vuelven a coger la navaja y la van despojando, sin miramiento,  de las hojas que la resguardaban del frío y de los vientos.
Todo esto ¿para qué? para que mantenga firmes a unos pequeños y caprichosos olivos o naranjos o cualquier otra planta haciendo de tutor y guía en su crecimiento.
Yo no necesito a nadie para mantener a mis cañas junto a mí, nosotras nos mantenemos unidas y somos nuestros propios tutores, fuimos creadas para resistir y por mucho que el viento nos doble , siempre seguiremos en pié, eso nos valió ser protagonista en una canción de los años ochenta: "Resistiré", incluso me hice merecedora de ser la banda sonora de una película del afamado director Pedro Almodóvar.
Aquí voy aplicar un dicho que tienen los humanos y que viene muy bien para la ocasión:
"La valía de una persona se mide por el grado de control que necesita"
Tampoco en el mundo de las personas me gustan mucho los tutores, por lo mismo que dice ese dicho que es muy sabio, pero... allá ellos con sus costumbres.
Gracias por prestarme este espacio para expresar mis sentimientos.
Espero que, al exponerlos, surtan el efecto deseado.
Os quiere

miércoles, 18 de enero de 2017

APROVECHANDO QUE AYER FUE SAN ANTÓN

os voy a enseñar una iglesia atípica, que lleva su nombre y que desde que la tiene el Padre Ángel, se ha convertido en la sede de un proyecto social para los sin techo. Así es cómo deberían ser las demás, pero al no serlo, ésta se ha convertido en un mirlo blanco 
abierta las venticuatro horas del día, es lugar de refugio  de aquellos que no tienen donde ir, ni donde entrar en calor en días de bajas temperaturas como los que estamos viviendo. Allí pueden sentarse alrededor de una mesa camilla para hablar, tomarse un café...
























La iglesia goza de calefacción, una música muy bien elegida y bajas luces que contribuyen a que quien entra por esas puertas se sienta como si estuviera confortablemente en su casa.
En estas mesas largas sirven todos los días a las ocho de la mañana un desayuno con café, zumos y bollería artesanal. Termos de café y té a cualquier hora y cena a las ocho de la tarde con caldo, bocadillos y postre.
Pedí permiso para sacar estas fotos, aunque se quedan cortas para mostrar lo que dentro de las cuatro paredes de esta iglesia se vive. 
Hay servicios para niños y mayores, enchufes para para móvil, wifi, televisión... 
¡Qué diferencia con las demás iglesias! con sus estrictos horarios, sus ricos ornamentos, sus dorados candelabros, en una palabra su riqueza...
Pregunté por el Padre Ángel  quería decirle personalmente el impacto que me había causado su obra, a la vez que charlar un poco con él de esto que os estoy contando, me dijeron que el sábado estaría allí, pero como me volvía para Córdoba, no pude ir. 
Otra vez será.
Fue muy emocionante ver cómo con tanta gente que pasa por allí, son ellos mismos los que ponen orden y se gestionan para que no surja ningún conflicto, aunque hay Mensajeros de la Paz que colaboran en el reparto de alimentos..
























 El azar me llevó a pasar por delante de las puertas de esta iglesia y al decirme mi hija que era la que gestionaba el Padre Ángel, como se le conoce, decidimos entrar.
Fue muy emotivo y la verdad es que cuando sales de allí, algo ha cambiado en ti, además de constatar algo que ya sabes: 
¡cuánta gente buena hay en el mundo...!  
Lo que pasa es que hacen más ruido los que no lo son.

martes, 17 de enero de 2017

TÉ ECOLÓGICO

En mi corta visita a Madrid, al pasar por una tienda ecológica llamada Kiki situada en la c/ Travesía de San mateo 4, aproveché para comprar estas lentejas indias que están peladas, no necesitan echarlas en agua y están cocidas en diez minutos. 
Son ideales para ensaladas y purés.
























Como podréis comprobar la tienda es para comprarse de todo , aunque ya veis que yo me contuve. 























Lo que no sabía era que en el sótano había una cafetería-bar, así es que bajé a tomar mi consabido té. 
El lugar es muy curioso porque antiguamente había en él un   secadero de jamones, como lo atestiguan los ganchos del techo y la rampa por la que se transportaban los jamones  desde la parte superior y que han quedado como elementos decorativos.
























Fijaros en las lámparas que son las antiguas papeleras de los parques y los marcos de ventana que sirven para decorar.

























Todos los rincones están aprovechados, hasta el descansillo de la escalera que conduce al bar y un pequeño recoveco donde se ha instalado, como elemento decorativo, un antiguo columpio que es una cucada


Si os parece pido el té y mientras seguimos cotilleando

como veréis aquí podéis tomar lo que queráis, no sólo té.


Ya está aquí el Té. Ecológico por supuesto.


Y con azúcar moreno, nada de estevia.



¿Os animáis? si no al té, a dibujar ese detallito floral de la mesa.
























En el fondo del tarro lo que hay es una nuez, qué chulo ¿no?

lunes, 16 de enero de 2017

LUNES DE FRÍO


¡Abrigaros!
¡Feliz semana!