martes, 30 de agosto de 2016

ÚLTIMO MARTES DE TÉ EN AGOSTO

o de café o de lo que queráis porque os invito a desayunar en la Posada Real que os mostré ayer
Y ya nos despedimos de este mes que se nos va.
Perdonar que no me entretenga, pero quiero salir cuanto antes para evitar los embotellamientos en la carretera.
¡Feliz regreso!

lunes, 29 de agosto de 2016

LUNES DE PARADA Y FONDA

en Navafría antes de emprender el regreso a mi retiro veraniego.
La verdad es que este pueblo me está recordando mucho a Candelario,
Aquí también, como allí, nos hemos alojado en una Posada, la de Mingaseda una casa preciosa del s XIX  totalmente reformada y situada en pleno centro del pueblo.
Goza de diferentes ambientes en los que disfrutar del silencio y del buen gusto de su decoración, tanto en la parte delantera externa,























como en la parte de atrás
Ya una vez dentro, es acogedora y confortable.
Esta Posada es de la familia Lobiche y su Restaurante "El Rincón", 
está abierto al público sólo los fines de semana, goza de una cocina excelente, como no podía ser menos con ese apellido.
Su ambiente está muy cuidado y hacen que el detalle cobre vida. 























La iluminación y la buena música contribuyen a ello.
¡Disfrutad lo poquito que queda del mes de agosto!

domingo, 28 de agosto de 2016

NAVAFRÍA,

que no es tan fría como su nombre indica: ¡qué calor estamos pasando!  Los lugareños dicen que tampoco ellos recuerdan estas temperaturas de 38º, pero merece la pena visitarlo a pesar de estos atípicos grados.
Os hablo de Navafría situado  en las faldas de la Sierra de Guadarrama, es un pueblo pequeño y acogedor, de esos que me gustan tanto para pasar unos días.
Su centro neurálgico está en la Plaza de el Mayo donde está el Ayuntamiento
y frente a él, Lobiche, el lugar más emblemático de la cocina de este pueblo serrano, sus Croquetas me hicieron recordar las de mi madre y su Sopa Castellana a la Sopa de Maimones de casa de mi abuela, además del cordero y el cochinillo de la zona.
 Muy cercanos a él se encuentran otros bares que, aunque carecen de su fama, tienen sus terrazas preparadas desde por la mañana para recibir a los más madrugadores que van a desayunar antes de comenzar sus paseos por la Naturaleza.
Como curiosidad os comentaré que no he visto una Iglesia más escondida que la de Navafría, tuve que preguntar por ella para encontrarla. Está situada en la parte más baja del pueblo y pasa totalmente desapercibida.
La piedra y el agua, sobretodo el agua, son las señas de identidad de este bonito pueblo.
Sus piscinas naturales adquieren en días tan calurosos como el de hoy, gran protagonismo a pesar de que sus aguas compiten en frialdad con las de El Chorro





Ya os seguiré contando para que os animéis a venir por aquí. Para los amantes de la Naturaleza es una visita imprescindible y me han dicho que en invierno duplica su atractivo.

sábado, 27 de agosto de 2016

PRUEBA DE FUEGO PARA MI PIE

o mejor prueba de piedras y cuestas arriba y pendientes abajo


















y se portó como un campeón subi hasta "El Chorro" en el Parque Natural de la Sierra de Guadarrama y fue una pasada ir a ver lo porque aunque estamos a finales de agosto aún bajan aguas del deshielo.























Lo que no tuve valor fue para bañarlo en sus piscinas naturales por medo a que se me congelara.
Mañana más, que me quedo sin wifi.
Besitos.

viernes, 26 de agosto de 2016

ME VOY DE EXCURSIÓN

por mi cuenta, Miotro, yo y lo  imprescindible.
El bebé venía en la ilustración, no hagáis mucho caso de él
Creo que soy de las pocas personas que no he viajado con el Inserso en este país, entre otras cosas porque me mareo en los autobuses y no quiero ni pensar si vomito encima de estos ilustres compañeros de viaje. Me muero de la vergüenza.
Miotro y yo nos apañamos divinamente: nos paramos donde queremos, comemos cuando nos da gana, no tenemos que aguantar que nos vendan mantas o cacerolas, en fin que no 
estamos sujetos a ningún protocolo.
Ya os iré contando. 
Pasad un buen fin de semana, yo ya me he puesto manos a la obra.

jueves, 25 de agosto de 2016

JUEVEANDO CON RELATOS

Nuestro Demi está al cargo de este jueves y nos ha dado muchas ideas para elegir entre ellas y hacer nuestro relato, si os apetece leerlos pinchad aquí.



Cuento sobre la imagen en un espejo

(Pintura de Francine Van Hove)

 Mientras se miraba en ese triple  espejo que su abuela le regaló el día de su cumpleaños pensaba en las palabras que le dijo al entregárselo: Cuídalo, este espejo ha ido pasando de abuelas a nietas no sé desde cuantas generaciones atrás, siempre que te preguntes algo mirándote en él, te dará la respuesta acertada. 
Ella se sonrió decepcionada pensando que le habría venido mejor aquel bolso de marca que había pensado pedirle en caso de que la abuela le hubiera preguntado qué quería para su cumple.
En ese momento se dio cuenta que en cada parte del espejo  aparecía la imagen de ella: cuando era niña, ahora de joven y la imagen de cómo sería cuando fuese mayor, era igual que su madre.
 Se sintió angustiada.
 Volvió a fijarse en la imagen central y vió el reflejo de su madre, que conocía perfectamente por las fotos de los viejos albumes, rápídamente pasó a mirar el espejo lateral derecho y comprobó que estaba en lo cierto era su madre tal como estaba en la actualidad, dirigió su mirada al de la izquierda: allí estaba su madre con sus tirabuzones rubios inconfundibles.
Miró de nuevo y su madre había desaparecido del tríptico para dar paso a las imágenes de su abuela en las tres etapas de su vida: de niña con sus trajes de encajes, de jovencita con sus trenzas y ahora con su cabeza canosa, la reconoció por su aspecto actual. 
Plegó el espejo con cuidado y lo guardó en un cajón, no quería verlo más.
¿Por qué en su imagen futura aparecería su madre o era ella que se le parecería cuando fuera mayor?
La curiosidad le hizo volver a sacar el espejo y abrirlo con cuidado. Con espanto vio que su imagen futura no sólo había desaparecido, sino que la luna aparecía hecha añicos.

miércoles, 24 de agosto de 2016

CONTANDO SEMANAS (Idea de Sndel)

SEMANA  34:  NADA



No hay NADA que tenga tanto poder relajante como el estar rodeada de naturaleza,  oyendo su silencio acompasado por el murmullo del agua que la riega y el imperceptible sonido de la brisa al rozar su hierba.
La Naturaleza nos cuida y nos vuelve a nuestro centro.
Somos parte de ella.