jueves, 18 de septiembre de 2014

UN LUGAR EMBLEMÁTICO: CASA ALMIRALL

la aprecias desde que traspasas la puerta, tanto por fuera como por dentro, creada en 1860 conserva intacto su estilo modernista.













Está situada en pleno Raval en la C/ Joaquín Costa, 33 de Barcelona
 Le debo este hallazgo a mi amigo Shemari, el acuarelista del que tantas veces os he hablado, ha estado muchas veces por aquí e incluso la ha pintado. Él mismo muestra su dibujo
La verdad es que el bar tiene tantos detalles interesantes que yo no hubiera sabido cual elegir para pintarlo: la barra en la que se repiten las mismas molduras de la entrada,
o el chaflán de piedra interior, de la esquina que hace la fachada,
incluso la sala trasera iluminada tan acogedoramente
y esa separación que le permite ser salón multiusos.
Nos sentamos a tomar un vermut como era de prever
lo que no estaba previsto es la oportunidad que tuve de conocer a Pera, uno de los dueños del establecimiento
con el que tuvimos una conversación muy interesante a consecuencia del cierre y desmantelamiento de un bar modernista de la zona al no llegar a un acuerdo económico propietario e inquilino, mientras las autoridades competentes, o incompetentes, miraban hacia otro lado porque no hay legislación que proteja a estos establecimientos que son santo y seña de la ciudad . 
Existe una Asociación de Establecimientos Emblemáticos que están luchando para impedir que estos casos sigan sucediendo.
  Desde aquí  me uno a sus reivindicaciones, ya que casos como éste  no sólo se dan en Barcelona, sino en toda nuestra geografía.
Pera, ¡todo un placer conocerte! personas luchadoras como tú, son necesarias para conservar el Patrimonio de nuestras ciudades
¡Gracias Shemari por tu tiempo, tu amabilidad y tu buen hacer como cicerone!

43 comentarios:

  1. Todo mi apoyo para esa asociación.
    Nos están robando la Barcelona del corazón para construir una de plástico barato para los turistas.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ese es mi Toro!, tenéis que uniros para que eso no llegue a ocurrir nunca.

      Eliminar
  2. En mi ciudad no se cuida el patrimonio. Desde la crisis se han cerrado mucho establecimientos...

    Ya llegará el momento del arrepentimiento, y para entonces ya será tarde.

    Una pena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, desgraciadamente esta despreocupación por nuestro patrimonio es generalizada, sobretodo en las grandes ciudades y hay que atajarlo sea como sea.

      Eliminar
  3. Hay que luchar para que este tipo de lugares no desaparezcan,en ellos va parte del alma auténtica de cada ciudad.
    Si no se cuidan,las ciudades acabarán perdiendo su identidad propia y única,para terminar siendo todas iguales,clones sin personalidad ni sabor ninguno.

    Chin chin a ese vermut!
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Chin-chin, Carmen!, brindemos por poner fin a esto, cada cual poniendo el granito de arena que le sea posible.
      Besos.

      Eliminar
  4. Sí, parece que el humano se pasa la vida haciendo para volver a deshacer y rehacer peor...
    Una pena porque estos lugares tienen tanto encanto como historia y belleza; ese carisma ya no se recupera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El alma de esos establecimientos no se recupera nunca, se ha ido con ellos al archivo personal de los que han tenido la fortuna de vivirlos.

      Eliminar
  5. Me encantan estos lugares, en los que parece deternerse el tiempo -aunque sea un tópico-, y me he alegrado ver del vermú y no el típico té. Cosas de borrachos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada hora tiene su bebida, aunque algunos eso no lo entiendan, jejejeje.
      Abrazos, Pitt

      Eliminar
  6. Las ciudades están perdiendo su encanto, la lista de comercios centenarios se va reduciendo mientras aumentas las franquicias y los bazares. Has hecho una buena entrada, deberíamos copiarla y publicarla en todos los blogs. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues por mi que no quede, ahí la tienes.
      Un abrazo

      Eliminar
  7. Estos son los estragos de la globalización. Pesan más las grandes firmas internacionales (y nacionales) que estos comerciantes que luchan por sobrevivir.
    Y las autoridades no es que miran para otro lado, miran para el del dinero al tiempo que ponen el brazo derecho en posición de pintura egipcia.
    Lo grave es que por mucho que resistan, terminarán por ceder.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Has explicado estupendamente lo que vulgarmente se llama "poner el cazo"

      Eliminar
  8. El Raval, cuantos paseos por la zona en mis tiempos de joven currante emigrante.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues es una pena que muchos de los lugares que te recorrías hayan desaparecido, pero los que quedan, están de lujo, merece la pena pasear por el Raval.

      Eliminar
  9. Un lugar encantador. Yo he publicado imagenes de diversos lugares de Barcelona, que como la Casa Almirall, estan en peligro por culpa de la nueva ley de alquileres. Me uno a la asociacion que mencionas. Se que en los últimos meses, el Ayuntamiento ha catalogado más de 400 comercios para intentar preservarlos de alguna manera.
    Un fuerte abrazo Tracy

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabía que te unirías a esta causa, como enamorado que eres de este tipo de establecimientos, tú con tus magníficas fotografías contribuyes más que de sobra a rescatar estos emblemáticos lugares de Barcelona y del resto del mundo.
      Besos

      Eliminar
  10. Si alguna vez voy a Barcelona, me tomaré algo.
    Salu2, Tracy.

    ResponderEliminar
  11. Es importante luchar por esos edificios por que una vez que se van, se fueron para siempre!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, pero nos falta concienciación.
      Un beso.

      Eliminar
  12. Cuando estoy por ahí es fácil encontrarme en este lugar.
    Y lo que cuentas no sólo está pasando en Barcelona, aunque es cierto que ahí cada vez que voy ha desaparecido algo a lo que le tenía muchísimo apego y cariño, en Valencia aún ha sido peor la hecatombe...
    Y aquí en París ya ni te cuento, un desastre total, y una pena.
    Esto de aseptizarlo y unificarlo todo esta globalizando hasta el alma de las ciudades, pronto dará igual estar en una ciudad que en otra.

    Bss, linda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto, lo tremendo es que se está generalizando por todas partes.
      Besitos Eva.

      Eliminar
  13. ya lo conocía y es a tener en cuenta

    sin duda

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A tener en cuenta y a preservarlo de su desaparición.

      Eliminar
  14. Solo con verlo por fuera, apetece entrar, ojalá permanezca :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  15. Lindo lugar, me gustó entrar. Un beso.¡

    ResponderEliminar
  16. Cuantos establecimientos -patrimonio histórico han desaparecido por culpa de esa falta de preocupación de los políticos!
    ...qué impotencia!

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí esta gente que nos gobierna pasan del tema por un tubo, se conoce que el patrimonio se la pela.

      Eliminar
  17. Un lugar extraordinario, Tracy. Yo nací muy cerca de él. Nostalgias efervescentes, ... gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy Enrique.... me alegro de haberte traído esos gratos recuerdos.

      Eliminar
  18. Desde luego tienes un amigo que es todo un tesoro!
    Para nada incompetente como esos nefastas autoridades que permiten tanto desbarajuste.
    Una lástima de verdad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que lo es, el pobre se llevó un disgusto cuando se enteró que habían cerrado uno que creo que se llamaba "Muy buenas" o algo así. De pena, vaya.

      Eliminar
  19. Un sitio con encanto!, para una tarde de charla amistosa...

    Saludos Tracy

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un lugar muy acogedor que te hace sentirte en otra época más reposad que la que estamos viviendo.

      Eliminar
  20. Espero algún día tenga la oportunidad de visitarla. Tu reseña es inspiradora, motiva a querer ir. Todo lo que se puede lograr con el entusiasmo y unas buenas fotos :)

    ResponderEliminar
  21. Gracias correcaminos.
    He leído detenidamente a todos los comentaristas que escriben en tu blog y me ha emocionado saber que tanta gente y buenos amigos tuyos, se interesen en este tema. En el fondo ha sido un buen alivio, por la tristeza que la noticia me causó. Íbamos tranquilamente a que conocieras ese rincón y bebernos un rico vermut. Tuviste la fortuna de conocer este precioso local, así como a uno de sus propietarios, muy metido en la lucha en defensa de ese patrimonio de bares emblemáticos.
    El local cerrado, era uno de los que te hubiese enseñado en esos, tus tantos viajes (correcaminos) y probar en él, una deliciosa “caipiriña” que una simpática cubana preparaba como nadie. Desgraciadamente ya no podrá ser
    No sé si estos escritos llegan a las autoridades… pero si alguno llegase, sería interesante que supieran el pensar de tanta gente y al menos escuchar nuestro ruego e intentar salvar aquello que ya no sé si es salvable ya.
    Gracias por estas magníficas fotos que siempre haces, por el artículo y a toda esa buena gente que al parecer te quieren y también sufren con noticias como ésta.
    Un fuerte abrazo a todos y todas.

    ResponderEliminar