jueves, 19 de febrero de 2015

JUEVEANDO CON: ARGUMENTOS ONÍRICOS

Hoy ha tomado las riendas del jueves el Demiurgo de Hurlinghan, mirad su blog porque las claves para hacer el relato son amplias, de todas las posibilidades a elegir, me quedo con el siguiente:

1) Un personaje está obsesionado con una conductora de noticieros. Y piensa en convertir sus fantasías en realidad, fantasía de seducción o siniestras.




LA  CHICA  DE  LA  TELE

Él era un chico adolescente tímido, ensimismado en su mundo, pegado a la pantalla del ordenador y del televisor.
Esta vida rutinaria un día se vio alterada por una mujer hierática que se asomaba a los telediarios del fin de semana a contar las cosas que ocurrían en el mundo. 
Era una chica guapa pero su frialdad traspasaba el plasma y quizás eso fue lo que le conquistó.
Desde que la vio por primera vez empezó a soñar en vivo y en directo con ella y su delirio se sublimó cuando la vio de cuerpo entero, acostumbrado a contemplar sólo su cara y su busto.
Hasta ahora sólo le había tuneado los pechos, intentando adivinar como serían. Más tarde, al tener su figura completa, comenzaron las adivinanzas a cerca de su sexo.
Sus fantasías le llevaron a poner su figura casi en movimiento, a través de sucesivas fotografías: las manos tocaban, la boca besaba y los ojos miraban con deseo...
Todo su sueño parecía ir por buen camino  hasta que se enteró de la noticia que ella misma dio en el telediario: abandonaba su profesión para casarse con un magnate de las finanzas. 
Fue entonces cuando en su habitación, rodeado de fotos, revistas, posters y videos, se quitó la vida.

59 comentarios:

  1. Que trágico final...
    Tanta comunicación por todas partes y sin embargo cada vez más soledades.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Esas obsesiones dan miedo,y ahí están...

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son más normales de lo que pensamos. desgraciadamente.

      Eliminar
  3. Por lo menos se quitó la suya. Hay obsesiones que asustan. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, hubiera estado bien, que encima hubiera acabado con la vida de la presentadora que no sabía nada de nada, jajajajaja.
      Siempre das en el clavo.

      Eliminar
  4. Caray...que yuyu...vaya vida penosa y tal vez...más real de lo que pudiera parecer para mucha gente.
    Triste.

    ResponderEliminar
  5. Respuestas
    1. Las obsesiones acaban ahogando a la persona.hasta límites insospechados

      Eliminar
  6. VAya susto, i ella sin enterarse. Buén relato TRacy. Saluods

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Casi nunca se enteran las personas que son objeto de obsesiones, así es que Montse... ten cuidado, jejejejejeje

      Eliminar
  7. Está claro que era una obsesión extrema que terminó mal, como puede pasar con esas obsesiones.
    Pero lo de que se case, que además lo abandone todo debe ser algo muy dificil, un trago muy amargo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amargo para él que iba a dejar de verla en pantalla.

      Eliminar
  8. ...todos los extremos dan miedo........esa obsesión que hace que pierdas la cabeza .....te nuble la razón......me ha encantado el relato.........y el final....uf!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho que te haya gustado mi relato.

      Eliminar
  9. Suele pasar... cuando sentimos que se viene el mundo abajo; aunque sea un mundo de fantasía.

    ResponderEliminar
  10. Tanto ordenador, tanta tele, tanta pamplina, y ahora tanto Internet y tanta tecnología, vamos a terminar la mitad gilipollas: Esperemos no llegar al punto del protagonista de esta entrada; y los que nos gustan dando los informativos, tanto a hombres como a mujeres, no se casen con un moro rico, o los echen de la cadena; no vayamos a hacer ninguna tontería.

    Besos Tracy

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya estamos gilipollas enteros al no darnos cuentas que con tanta tecnología cada vez vamos cayendo en un pozo sin fondo del que sólo se sale a base de aberraciones.que acaban como acaban.

      Eliminar
  11. Son muy malas las obsesiones, pueden acabar perfectamente como tu dices, está claro.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Tracy, tenés que seguir escribiendo relatos, lo hacés muy bien, sabés describir personajes y crear el clima que corresponde. Ya te leí varios.
    ¡Adelante con la ficción!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras y por tus ánimos, ya te avisaré si alguna vez publico algo.

      Eliminar
  13. Obsesionarse es dejar de vivir parte de la propia vida. La obsesión extrema, es dejar de vivir.
    Buen relato, amiga.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. La pregunta que me hago...
    ¿Estaba loco o simplemente era un gilipollas mas?
    O a lo mejor, simplemente era un pobre solitario de los muchos que hay, pero sin querer serlo... :(
    Besos y salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal como yo lo planteé en el relato, de las opciones que planteas, pensé en la última que pones en tu comentario, ¡pobrecillo!

      Eliminar
  15. Las fantasías son positivas cuando nos catapultan hacia una eventual realidad feliz, no cuando nos atan a la locura de un imposible que nos deja sin salida.
    Muy buena manera de responder a la convocatoria de esta semana.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí también yo las entiendo así: una forma de ayudarte a ser más feliz, a vivir mejor.
      Las demás no me interesan.

      Eliminar
  16. Hay quienes no solo se obsesionan, sino que toman posesión de ese ser al que pasa a idolatrarse, a tal punto, que cualquier señal de imposibilidad de seguir alimentando su sueño, pasa a convertirse en una frustración que puede rodar hacia cualquier lado. Puede suceder. Un relato que nos lleva a un desenlace trágico e inesperado. Muy bien llevado, de principio a fin!
    Besos!
    Gaby*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Da pánico pensar que esto puede llegar a pasar en reaalidad.

      Eliminar
  17. Tremendo, bella y trágica historia de amor ... argumentos oníricos.
    Escribes de maravilla, Tracy.

    ResponderEliminar
  18. Cuantos seres viven esta soledad!!!!!!!
    Cariños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú lo has dicho: son las consecuencias de una terrible soledad.

      Eliminar
  19. Final inesperado. Yo le veía más como conquistador...
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Conquistador?, esa es otra historia podría ser, aunque yo no me lo había imaginado así.

      Un beso.

      Eliminar
  20. Qué trágico, Tracy, qué pena...

    Un beso fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Verdaderamente es una pena cuando eso pasa en la vida real.

      Eliminar
  21. ¡Amor pla(sma(tónico!
    Salu2 telediarios, Tracy.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ojalá hubiera sido platónico!, ese no es peligroso.

      Eliminar
  22. Pobre muchacho, su fantasía de la pantalla lo llevó a la locura. ¡buena historia Tracy!

    ResponderEliminar
  23. Has sabido salir airosa con lo que te han propuesto, desconocía esta nueva faceta tuya.
    A mí me gustan los finales felices, pero sé que también hay tristezas y tragedias en la vida.
    La soledad...
    Abrazos y buena semana.
    kasioles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me gustan los finales felices y en este caso también me lo planteé, pero preferí cambiarlo al final porque estas cosas suelen tener malos finales en la realidad.
      Un beso.

      Eliminar
  24. Por Dios! Qué final tan drástico! La verdad es que no me esperaba ese desenlace....un relato muy impactante!
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso ha estado bien que no te esperaras ese final, jejejejeje
      Un beso

      Eliminar
  25. Buenos días, Tracy:
    Felicidades por tu relato: lo cuentas de una manera grácil, con la información mínima para que vayamos reescribiendo la historia a nuestra manera mientras la leemos (lo que agradezco, pues no me gustan las fantasías llenas de detalles y pleonasmos) y su final, tu final, hace que volvamos a tu historia. según te leía, me imaginaba que sustituiría a su “chica de la tele” por otra; o quele surgiría la posibilidad de conocerla y el miedo a hacer realidad su fantasía lo llevaría a rechazarla.
    Me ha sorprendido tu final,

    Feliz viernes, Tracy.

    ResponderEliminar
  26. Triste decisión de un fan desencantado. Hay obsesiones que llevan a finales extremos.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  27. Trágico final...

    Qué manera tan bonita tienes de contar, es un relato muy ameno y bueno.

    Muchos besos

    ResponderEliminar
  28. La soledad no aceptada puede dar lugar a muchas obsesiones.
    Me ha gustado mucho el relato.
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  29. Lo peor es que seguro que hay mentes asi de retorcidas, el final fue para él-
    Besos. Me ha gustado muco Tracy.

    ResponderEliminar
  30. Aislado voluntariamente sin más acompañante que la televisión y supongo que algun avance tecnológico más, es fácil que cayera en la obsesión por una de las presentadoras de la misma. Obsesión que lo llevó a suicidarse.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  31. Está muy bien llevado y yo creo que el final nadie se lo espera, aunque en el fondo al chaval, adolescente, no lo quedaba otra salida...
    Muy bueno.
    Besos

    ResponderEliminar